Paraísos naturales: Playa de Las Catedrales

Su nombre real es Playa de Aguas Santas (Praia de Augas Santas en gallego), pero ha adquirido el nombre de Playa de las Catedrales (As Catedrais, en gallego) gracias a las majestuosas estructuras que la componen y que han hecho que se convierta en importante destino del turismo cantábrico. Está situada en la provincia de Lugo, a pocos kilómetros de Ribadeo y de la frontera con Asturias.

Las estructuras más llamativas y que son imagen recurrente en la mayoría de fotos y postales de esta playa son los arcos, pero también podemos ver otras formas típicas de erosión, como islotes, cuevas (o furnas), y grandes acantilados.

Es fácil comprender que este tipo de estructuras se formen por la erosión del mar, muy enérgico en esta zona de la costa, pero también es lógico pensar que la erosión  se produce sobre la capa más externa de la roca, entonces ¿cómo es posible la formación de los arcos?

La explicación es muy sencilla. Cuando el estrato externo  es más resistente a la erosión que los internos y el agua choca contra la roca a lo largo de muchísimos años, esta se va desgastando por la zona más débil, acabando por derrumbarse dando forma al arco.

Capa de estratos en una roca de la playa de Las Catedrales. Foto: Eva Crespo

Este derrumbamiento puede suceder por dos motivos. Puede ocurrir que la fuerza del oleaje sea lo bastante intensa para generar fracturas, dividiendo la roca en grandes fragmentos que terminarán por desprenderse gracias a la presión del agua o de la gravedad (erosión macroscópica). Otra causa sería la erosión microscópica. En este caso, las altas presiones causadas en la roca por el oleaje hacen que la temperatura interna de la roca aumente, causando la fusión de fragmentos microscópicos de minerales con partículas más grandes formando un bloque compacto que se acabará desprendiendo.

Así, el tipo de arco que se forme dependerá de las características de la roca, la inclinación de los estratos, la exposición de la roca a los agentes erosivos (agua y viento principalmente) y la fuerza y frecuencia con que estos agentes actúen.

Para más información podéis visitar esta página.

Un dato muy importante a tener en cuenta para visitar esta playa es la hora de las mareas. En Galicia pasan unas 12 horas entre una marea baja y la siguiente, es decir, 6 horas entre la baja y la alta.  Cuando la marea está baja, la playa queda totalmente descubierta, por lo que es el mejor momento para conocerla y disfrutar de todos los arcos y cuevas que nos ofrece, a ser posible en luna nueva o llena, ya que la bajada es más intensa. Es una playa con muy poca inclinación, por lo que la subida de la marea hace que desaparezca. También merece la pena ver el paisaje en esta situación, por lo que si es posible, mi recomendación es prolongar la visita para conocer las dos versiones.

Las Catedrales en marea baja. Foto: Eva Crespo

Foto de http://turismogalicia.blogspot.com.es

Las Catedrales con marea alta. Foto de turismogalicia.blogspot.com.es

Además de en la Playa de las Catedrales, se forman arcos en otras partes del mundo. Aquí se puede ver una selección de los más espectaculares.

Anuncios

Un pensamiento en “Paraísos naturales: Playa de Las Catedrales

  1. Pingback: ¿Qué hacen estas rocas en la playa? | WeekMen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s