Paraísos naturales: Blue Holes

Los agujeros azules o blue holes son estructuras del fondo marino muy conocidas en el mundo del submarinismo, pero poco para el resto de la gente. Yo misma hasta hace poco no había oído hablar de ellos, y la primera vez que los vi (en fotografías) me quedé impresionada por su belleza.

Son cuevas submarinas de paredes verticales, situadas normalmente en la costa o cerca de ella.

Según wikipedia, “se formaron durante las pasadas eras de hielo, cuando el nivel del mar era alrededor de 100-150 metros más bajo que en la actualidad. En esos momentos, estas formaciones fueron objeto de una meteorización química, común en todos los terrenos ricos en piedra caliza, lo que terminó una vez que se sumergieron al final de la era de hielo. Los agujeros azules se encuentran típicamente en las plataformas de carbonato de poca profundidad”.

En la mayoría de estos blue holes el agua no tiene salida por abajo (no circula), lo que favorece que a partir de cierta profundidad las condiciones sean anóxicas. Esto perjudica la existencia de muchos tipos de vida marina, aunque favorece a las bacterias.

Ejemplos de este tipo de agujero son el Great Blue Hole de Belize, o el Dean’s Blue Hole de Bahamas:

Great Blue Hole (Belize

Dean’s Blue Hole (Bahamas)

Otros como el de Dahab, tienen a cierta profundidad una salida que une el agua del interior del agujero con la que rodea la estructura.

Corte vertical del agujero azul de Dahab

Esto es un reto para buceadores de todo el mundo, que pretenden salir a mar abierto por ese canal, lo que es bastante arriesgado. Si queréis saber más sobre los peligros de este blue hole recomiendo este artículo. Muy interesante pero ojo con los vídeos, son algo duros. Y a pesar de la crudeza del artículo, no todo es malo. Si la inmersión sale bien, tiene que ser una gozada bucear estos paraísos. Y para ejemplo el siguiente vídeo del apneísta William Trubridge, impresionante.

Los blue holes están situados en el mar, pero en tierra podemos encontrar estructuras similares: los cenotes. Los incluyo en este artículo porque tienen un origen parecido ya que también se forman en suelos de roca caliza. Generalmente son de agua dulce, pero los hay conectados con el mar, por lo que el agua salada puede encontrarse en el fondo de algunos de ellos incluso a kilómetros de la costa. Son muy comunes en la península de Yucatán (México), y por su belleza son también paraíso de buceadores y turistas. Antiguamente eran utilizados por los mayas para realizar sacrificios rituales, normalmente de humanos.

Los cenotes pueden ser de varios tipos, principalmente:

De cielo abierto, como el de Chichen Itza:

Cenote de Chichen Itza

Semiabierto, como el de Dos Ojos:

Cenote Dos Ojos

Subterráneo, como el de Aké:

Cenote Aké

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s